Llegada Walt Disney World.

El traslado venia a recogernos a las 8,30 de la mañana, por lo que esta mañana no madrugamos mucho. Las maletas estaban casi preparadas, intentando ubicar las nuevas compras. Nuestros amigos bajaron para despedirnos, mientras nos tomábamos los últimos muffin y recreándonos en la decoración de la recepción del hotel. Los minutos pasaban y el transfer no venia. A las 8, 50 empecé a llamar para preguntar que pasaba. Tenían problemas debido al tráfico porque era un día laborable, en pocos minutos llegaron a recogernos. Un poco mas tarde de lo previsto abandonamos New York, dirección el aeropuerto La Guardia. Fuimos saliendo de esta indescriptible ciudad, dejando atrás rascacielos. Iba despidiéndome de todo: del puente de Brooklyn, de un taxi amarillo, de un coche de policía, etc… Sabia que lo que venia ahora, no tenia nada que ver con lo que habíamos visto. De repente, el conductor me saco de mis pensamientos y me pregunto que en que terminal salíamos… Comoooo? Ay por Dios, que no tengo ni idea. Por lo visto La Guardia tiene varias terminales, cada una distantes  las unas de las otras. Rebusque en mi bolso ansiosamente, hasta que encontré la documentación. Terminal B. Perfecto.

Llegamos con tiempo de sobra. Despedimos a nuestro chófer con una propina, y nos dirigimos hacia nuestro mostrador para hacer el Check in. Otro susto nos esperaba. Entregamos nuestros pasaportes, y nos comenta la azafata que no aparecemos en el vuelo. Por favor!! Que me dices? Una gota de sudor resbala por mi frente. ¿Que voy a hacer? Mi hotel en Disney … Mis entradas.. Todas mis vacaciones… Le insisto, le vuelvo a dar los nombre y apellidos de cada uno de nosotros…. y …. por fin me dice que la reserva estaba echa con el apellido de mi niño que es el primero que aparece por orden alfabético. ¿Cómo puede ser posible??? Pues así era. Pero no me importaba, lo importante es que nos había encontrado. Ufff.

Nos fuimos a la puerta de embarque y esperamos la hora.

ESCALA EN  FILADELFIA

 Este avión es el mas pequeño que me he montado en mi vida. Parecía que íbamos a sacar los pies por debajo del avión y pedalear para poder despegar. jaja  2 asientos por lados. El vuelo se hizo corto, apenas 1 hora de vuelo y aterrizamos en Filadelfia.

 Desde el día en que compre los billetes de avión, siempre tuve un poco de miedo con respecto a esta escala. El tiempo entre la llegada de un vuelo y la salida del otro no superaba 1 hora. A pesar que me busque el plano del aeropuerto para no perder mucho tiempo una vez que desembarcáramos, el tiempo era muy justo. Salimos pitando del avión, buscando un autobús que nos cambiara de terminal. Afortunadamente, el avión llego a su hora, y nos ubicamos correctamente, con lo que a la hora prevista despegamos de Filadelfia dirección Orlando con 2 horas y media de vuelo.

LLEGADA A WALT DISNEY WORLD

A las 4 y media de la tarde aterrizamos en Orlando. Estábamos muy ilusionados. Nos bajamos y con el plano que me envió Cristiane de Castle and Dreams, pudimos ubicar rápidamente la recogida de las maletas y donde coger el Magical Express (autobús que te deja en los hoteles Disney sin coste alguno).
El Magical Express va haciendo paradas en los diferentes hoteles en Disney World.
Personalmente me encanta Florida, como comente al principio de mi diario, esta no era la primera vez que estaba allí. Tiene un clima muy tropical, con temperaturas buenas, y aunque tiene la peculiaridad que casi todas las tardes suele llover, no es una lluvia cerrada, sino mas bien un buen chaparrón y poco después el sol esta fuera. La gente es muy amable allí, y también la ventaja de que muchas personas hablan español.

 Llegamos al hotel “Pop Century” cerca de las 6 de la tarde, con el entusiasmo nos bajamos de autobús, y casi cuando iba a arrancar para irse, nos dimos cuenta que nos dejábamos las maletas dentro ¡!! Que despiste!!!jiji

NUESTRO HOTEL

 Esperamos un ratito en recepción, mientras observábamos cada detalle, cuando al poco tiempo un amable muchacho, nos atendió.

Creo que llevaba poco tiempo trabajando allí, porque cuando yo le hacia pregunta, tenia que consultar varias veces con una compañera. Al oírlo hablar me di cuenta que tenia acento francés. Y como yo nací en Francia y lo hablo perfectamente, así que continué mi check in en francés mejor que en inglés. El chaval lo agradeció. Ya me comento que llevaba poco tiempo trabajando allí (No me digas!! No me había dado cuenta!!) y que estaba en verano para pagarse los estudios, pero que era de la zona de Nueva Orleáns. Nos pregunto que qué zona preferíamos. Como no yo ya lo traía más que estudiado y si me daban la posibilidad tomaría la zona más cerca de recepción la de los “60´s”.

 Todo un acierto.
Súper ilusionados y excitados nos entregaron nuestras “Magic Bands” con nuestros nombres y del color elegido por cada uno mes y medio antes.

Subimos a la habitación y como siempre mi marido y mi hijo peleándose por abrir la puerta.

 El edifico de los 60 se encuentra ubicado muy cerca del restaurante y nuestra habitación daba a la piscina. Mi marido y mi hijo estaban locos por ponerse el bañador y zambullirse en ella. Había sido un día muy largo, y la verdad después de 6 días sin parar ni un minuto de andar, nos apetecía relajarnos, pero claro, yo tenia que hacer la colada, porque sino al siguiente día no teníamos ropas limpias que ponernos.
Así que los deje un ratito que se bañaran, mientras yo busque la lavandería y puse la colada para recoger a la hora y media. Yo me quede sin piscina ese día.

CENA EN DOWNTOWN DISNEY

 Teníamos hecha una reserva esa misma noche en el Downtown Disney, en el restaurante Tex Rex sobre las 21,30 , había que ducharse y averiguar a qué hora salía y volvía el autobús. Así que todo fue corre, corre. Los autobuses paran a las afuera de los hoteles cada 10 a 15 min aproximadamente con un letrero que te dice hacia donde van. Te subes y ya esta. No tiene que pagar. Desde nuestro hotel hasta el Downtown Disney tardamos unos 20 min en llegar.

   Dowtown Disney es la zona de ocio del complejo Disney, allí puedes encontrar desde cualquier tipo de restaurantes, tiendas, cine, teatros, discotecas, etc….Incluso puedes subir en el globo aerostatico si quieres.

 Bajamos del autobús, un poco aturdido ante la cantidad de personas que iban entrando, y claro sin saber donde se encontraba el restaurante. A la llegada había una cola de aproximadamente 10 o 15 personas, pensamos, esto va ha tardar bastante. Pero no fue así, en 5 min entramos.

 El restaurante es espectacular, todo tematizado de Dinosaurios, son su zona de era glacial incluida.

 De comer nos pedimos una BRONTOBURGUER. Y lo pongo en mayúsculas porque la hamburguesa era ENORME.

 Casi no nos la podíamos terminar. Mientras estábamos comiendo los camareros salían con unos postres llamados Extinción, decorados con humo a lo que todo el mundo aplaudía a su paso. Yo quería uno, aunque reventara!! Se lo pedí al camarero pero solo era para compartir entre 4.Y nosotros éramos 3. Al ver mi cara de pena, me hizo un guiño y me dijo que me esperara. Al ratito vino y me trajo uno. Muy buena atención al cliente,…. O será la propina que espera después jijij.

 El precio fue normal para lo que cabe de esperar en estos restaurantes y haciendo cábalas para calcular el 20 % para dejar de propina.

Aquí os dejo un pequeño video del restaurante.

 Salimos de allí muy satisfechos, pero muy cansados de todo el día. Así que nos propusimos dirigirnos directamente al hotel a descansar, ya que al siguiente día tocaba ¡Magic Kingdom! Teníamos que levantarnos muy temprano, o sea a las 6, para llegar antes de que abriera el parque y aprovechar nuestra “Extra Magic Hour” . Caímos en la cama como troncos.  Nuestra llegada al mundo de la magia no podía tener mejor comienzo. Y entre risas, nuestros ojos se cerraron, soñando con nuestro próximo día.

 Aquí termina otro post de este inolvidable viaje. En el próximo post descubriremos el mejor y principal parque de Walt Disney World, por supuesto, «Magic Kingdom». No te lo pierdas, ehh……

Si te ha gustado dale a «me gusta» y comparte, te lo agradeceré un montón….. Nos vemos el próximo domingo!!!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *