Acantilados de Moher por tu cuenta

acantilados de moher por tu cuenta

Nuestra siguiente parada en nuestra ruta por Irlanda en 2 días, era el momento más esperado. Conocer por fin los Acantilados de Moher por nuestra cuenta. Después de dejar Galway, a 80 kilómetros nos encontramos con este lugar que parece salido de un cuento.

Dónde conseguir las entradas

Nosotros sacamos las entradas en internet, pensando que era obligatorio, nos paso como con la calzada del gigante. Pero en realidad, no se necesita esa entrada para pasear por los acantilados. El ticket te da la posibilidad de aparcar el coche en el parking habilitado, y de entrar y hacer uso del centro de visitante. Es verdad que por el precio, merece la pena pagar. Este es el enlace de la página oficial donde las puedes comprar. Por 4€ merece la pena, tener un baño y un restaurante-cafetería donde tomar algo, sobre todo si te cae la «moja» del año estando allí.🤣 como nos pasó a nosotros!! Detalles de como se formo los acantilados y hasta un vídeo podrás disfrutar también en el centro de visitantes.

Visita de los Acantilados

Después de almorzar en la cafetería, ponen menus y te puedes sentar cerca de los ventanales y almorzar con las preciosas vistas, y aunque estaba empezando a llover, decidimos comenzar a caminar por el sendero principal. Existen varias rutas que se pueden realizar tranquilamente.

Los Acantilados no son rectos, poseen una serie de entrantes y salientes al mar. Su longitud es de 8 kilómetros aproximadamente y algunos de ellos pueden llegar a medir hasta 214 metros de altura. Pertenece a una de las Siete Nuevas Maravillas de la Naturaleza. Sus paredes negras cubiertas del verdor de las hierbas y el mar azul bordeándolas te dejan a la vista un espectáculo indescriptible.

Consejos para visitarlo

Conforme íbamos caminando a lo largo de los acantilados, el agua y el viento iba en aumento, dificultando el paseo, además de dejarnos totalmente empapados. Habíamos tenido mucha suerte con todas nuestras visitas, ya que en ninguna nos había llovido, pero esta fue la excepción. Aun así seguimos caminado siempre respetando las señales y no saliendonos del sendero vallado. Pudimos comprobar como varias personas saltaban la vallas y arriesgaban sus vidas por un par de selfies. De hecho, ya se han producidos muertes por las imprudencias. Así que no arriesgaros!!

También es recomendable llevar un calzado de tipo trecking. Todo el sendero estaba cubierto de barro y de charcos, al estar lloviendo, así que con los calzados deportivos resbalaba. Olvidaros de paraguas, con el viento no aguantan y se rompen.

Seguimos con la ruta

Como el tiempo no mejoraba, decidimos, después de un par de fotos, volver al centro de visitantes, y secarnos para continuar con nuestra ruta por Irlanda en 2 días.

Os dejo en vídeo esta increíble experiencia:

Se pueden realizar excursiones desde Dublin en un día para visitarlos, si no tenéis alquilado el coche, os dejo aquí el enlace. Y también se pueden hacer la visita de los acantilados en barco, teniendo otra perspectiva desde el pueblo de Doolin.

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*