Berlín, paseo por East Side Gallery

Y con esta última entrada llegamos al final de nuestro viaje a Berlín. Desayunamos tranquilamente en nuestro hotel, y dejamos en consigna las maletas para recuperarlas, a la tarde antes de coger el tren para el aeropuerto.

Nuestro primer destino esta mañana, era uno de los sitios más importante diría yo de nuestro viaje, «East Side Gallery» o antiguo muro de Berlín donde varios pintores se han dedicado a realizar preciosas obras de artes, expuestas para todos. No habíamos ido antes, ya que se encuentra un poco retirado de la zona por la que nos estuvimos moviendo durante todo el viaje. Pero no podíamos despedirnos de esta preciosas ciudad sin visitarla.

BERLIN WALL MEMORIAL

Tomamos un tranvía (también con el bono de transporte que nos vale para el desplazamiento hacia el aeropuerto)aquí os dejo el vídeo de cómo sacarlo. Quiero hacer una puntualización antes de seguir: estad atentos porque existe una zona del muro que se llama Berlin Wall Memorial, que es donde paramos primero pensando que era la East Side Gallery. Es otro lugar de la ciudad, donde se ubicaba el muro, queda representado por una hilera de hierros formando un muro. Es curioso, allí no había nadie. Y nosotros llegamos por confusión… También se encuentra el centro de visitante del Memorial.

EAST SIDE GALLERY

Ya visto otra parte del muro, ahora si volvimos a coger el tranvía y llegamos a la East Side Gallery. Al principio se encuentra un poste con un audioguia que te explica un poco sobre la historia del muro y el porque de sus dibujos. Paseamos tranquilamente a lo largo del muro, parándonos para hacernos fotos en las obras más famosas.

TORRE DE LA TELEVISION

Y nuestra última parada que no estaba prevista, pero que al final tanto adultos como niños nos hacia ilusión subir, fue la Torre de la Televisión. No estábamos seguro de que nos diera tiempo, teniendo en cuenta que teníamos que volver al hotel para recoger las maletas, almorzar y volver a coger el tren para llegar al aeropuerto antes de las 18.00.

Volvimos a la Alexanderplatz, y guardamos cola, cruzando los dedos que pudiéramos estar dentro antes de la 13.30, sino nos íbamos sin subir. Tuvimos suerte y conseguimos entrar, el ascensor tiene el techo de cristal por lo que puedes ver como se desplaza mientras subes o bajas. Es realmente interesante subir sus 368 metros de altura, siendo el edificio de acceso público más alto de Europa.

Una vez arriba disfrutamos recorriendolo y haciendo fotos. También se encuentra en una planta superior un restaurante. No nos quedo muy claro si la torre giraba 360º. Después me enteré que lo que giraba era el restaurante que se encuentra en la planta superior jiji. Y nosotros durante todo nuestro recorrido en la planta del mirador diciendo que si se movía!!! jiji O sería la cerveza que nos tomamos en el bar para despedir esta preciosa ciudad…..Juzgad vosotros mismo en el vídeo de ese día.

Realizamos las ultimas compras, y volvimos al hotel a recoger las maletas. Durante el recorrido del tren hacia el aeropuerto almorzamos un Mc Donald, en una de las estaciones. Puntual, nuestro avión elevo su vuelo, dejándonos recuerdos imposibles de borrar de Berlín. Ciudad que nunca pensé que me iba a gustar tanto…..

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *