¿Qué ver en Berlín?

Con la última entrada de nuestro viaje a Berlín, os dejo las 5 experiencias que considero imprescindible en tu viaje a esta preciosa ciudad, según mi criterio.Aunque como siempre digo me saldrían como tropecientas más 😜

Puerta de Brandemburgo

Símbolo indiscutible de esta ciudad, no sería una visita completa a Berlin, si no se visita la Puerta de Brandemburgo. No es como muchos piensan, un arco del triunfo, sino es la puerta a la antigua ciudad de Berlín. Si que es cierto que Napoleon, en su conquista robo las cuadrigas y se las llevo a París, pensando en exibirla como trofeo. Pero fue derrotado, con lo cual la cuadrigas volvió a la capital alemana y fue restaurada.  Su visita es gratuita. Yo recomiendo visitarla al menos una vez de día y otra de noche. Tienen 2 aspectos totalmente diferentes.

Parlamento Alemán o Reishtag

Otros de los edificios que no podemos dejar de visitar en nuestra visita, es el parlamento alemán o Reishtag. Se trata de un edificio histórico, que fue remodelado, y al que se le añadió una cúpula de cristal, obra realizada por Norman Foster. Para realizar la visita es necesario reservarlo online, si solo subís a la cúpula esto es gratis. También tenéis la opción de visitar la sala de Pleno con un guía. Por su valor histórico, y por las vistas que tiene sobre la ciudad, es uno de los puntos que no perdería en mi visita a Berlín. Aquí os cuento mi experiencia.

Isla de los Museos

Aunque no seas un fanático de los Museos, Berlin tiene una isla donde se encuentra varios museos, de los cuales nosotros solo visitamos uno por falta de tiempo. Estos son:

Al tener poco tiempo, elegimos el Museo de Pergamo ya que dentro contiene 2 obras realmente impresionante que no nos queríamos perder : uno era el altar de Pergamo construido hace más de 2000 años, y el otro la Puerta de Astarté construido en el S. VI a. C.(foto superior)

East Side Gallery o Muro de Berlín

Si Berlín es conocida mundialmente, es por desgracia, por su muro. Durante 28 años dividió la ciudad en 2 partes separando familia y amigos. Tras finalizar la II Guerra Mundial, quedó dividida en 4 sectores de ocupación: el sovietice, el estadounidense, francés e ingles. Eran tan malas las relaciones que en 1949, estadounidense, franceses y británicos formaron la República Federal Alemana y el soviético formo la República Democrática Alemana. Y Berlín quedo dividida.  No fue hasta 1989, se abrió el paso para que pudieran pasar por el muro.  Se pueden ver algunos restos aun, la zona más conocida, es la East Side Gallery donde se encuentran murales pintados representando parte de la historia que ha sufrido esta ciudad.

Excursión a Postdam o Campo de Concentración Saussenhausen

Aunque estos 2 lugares no se encuentran propiamente en la ciudad de Berlín, es totalmente factible realizar una excursión de 1 día a cada uno de estos lugares. Con los trenes de cercanía y el bono de transporte en poco menos de 1 hora podéis llegar a cualquiera de los 2 lugares. La decisión de uno u otro, depende del tiempo que dispongáis y de vuestros intereses personales. Para mi, tanto Postdam como el campo de concentración Sachsenhausen fueron un acierto, cada una en su estilo.

Postdam por sus palacios y jardines, tipo versallescos, antigua residencia de los reyes prusianos. Y el Campo de concentración  Sachsenhausen por su terrible historia nazi, siendo el más importante de Alemania. Para estas visita os recomiendo realizarlo con guía, ya que visitar estos lugares sin la información que te transmite una persona que sabe de ello, apenas tiene interés. Nosotros lo reservamos por aquí el de Postdam, y por aquí el de Campo de Concentración, y estuvimos encantado con nuestro guía Paco.

Y con esto concluimos esta entrada, aunque claro esta Berlín tiene muchísimo más que ver…..

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *