¿Qué ver en París?

Elegir sólo 5 lugares o actividades que realizar en París, es prácticamente imposible. Pero como esta serie de entradas se caracteriza por ser 5 imprescindibles en un viaje a la ciudad del amor, me tendré que esforzar…jijij

París es una ciudad, que como muchas de nuestras capitales Europeas, no basta 3 ni 4 dias para verlas, pero claro nuestras vacaciones son limitadas asi que siempre intentamos ver lo más representativo de cada ciudad.

Empiezo por la que considero que todo el mundo conoce y es un clásico en París. ¿Quién la ha visitado y no se ha subido en …..:

La Torre Eiffel

Símbolo representativo de esta ciudad, la Torre Eiffel fue construida por Gustave Eiffel, para la exposición Universal en 1889. Aunque muy pocas personas saben, que este no era el verdadero apellido de Gustave, su familia era originaria de Alemania y su apellido era  Bönickhause, impronunciable para los franceses, este se cambio el apellido 9 años antes de la inauguración. Con sus 300 metros de alturas, la podrás contemplar casi desde cualquier parte de la ciudad. Al ser el cuarto monumento más visitado del mundo, es normal que el tiempo para conseguir entradas se calculen en horas. Pero si quiere aprovechar al máximo tu tiempo, en este enlace podrás comprarlas y ahorrarte las colas. Y ya si quieres verla en todo su esplendor, no te la puedes perder de noche con sus luces centelleantes. Más de 20.000 bombillas, cinco minutos antes de las horas en punto, comienzan a brillar, dejándonos a todos con la boca abierta. Realmente impresionante.

Catedral de Notre Dame de París

Esta Catedral donde se corono Napoleón Bonaparte en 1804, ha sido desde siempre un monumento de suma importancia en esta ciudad. Super reconocida por sus peculiares gárgolas, os voy a contar un par de leyendas que las rodean.

Se dice que cuando Juana de Arco fue quemada, las gárgolas despertaron de su letargo y sobrevolaron París, dejando tras de ellas un reguero de muerte y destrucción, para vengar su muerte.

Otras de las historias que envuelven esta Catedral, es la llamada puerta del Diablo, una de las entradas laterales que posee. Según cuentan, se le encargo la construccion de esta puerta a un joven cerrajero, pero este no se veia capacitado para tal responsabilidad, asi que invoco al demonio para que le ayudara en su trabajito a cambio, por supuesto, de su alma. A la siguiente mañana, el joven se encontro con una obra de arte incomparable. Fue muy elogiado por «su» trabajo, y obtuvo hasta un ascenso. Pero el Demonio queria cobrar su parte, y no dejaba de rondarle. Hasta que un dia se encuentro su cuerpo sin vida. Y desde entonces, se cree que su alma sigue perdida dentro de esta preciosa Catedral.

Si con esto que os he contado no os ha entrado ganas de visitarlas, pues os dejo esta foto para que veáis lo espectacular que es, tanto por dentro como por fuera. Ah! y por supuesto no puedes perder subirte a las torres. Las vistas desde allí de París son impresionantes.

IMPORTANTE: la visita a la Catedral en si es gratuita, podrás encontrar algo de cola, pero es simplemente por el control de seguridad. Ya si quieres subir a las torres, si que tienes que pagar y hacer una reserva por adelantado. En unos de los laterales de la Catedral (quizás donde esta la puerta del Demonio jiji), se encuentra una maquina, donde podrás coger como un ticket de turno con un horario exacto para subir a visitarla. Esto fue lo que nosotros hicimos. Merece mucho la pena. Si te interesa una visita guiada por la Catedral, pincha este enlace.

Paseo en barco por el río Sena.

No puede existir algo más romántico en el mundo que realizar un paseo en barco por el Sena. Durante su trayecto pasarás por algunos de los monumentos más importantes de la ciudad: Notre Dame, Concorde, Pont Neuf, ect… Todo esto con su audioguia en español contándote todo lujo de detalles, sintiendo la brisa en tu cara. Te aseguro que no olvidarás una experiencia como esta. Si quieres ahorrarte las colas, compra aquí tu entrada.

Montmartre y El Sacré Coeur.

Uno de los barrios más famosos de París es sin duda Montmartre, situada en una colina, desde allí podrás tener las mejores vistas de la ciudad. En este mirador, se encuentra la Basílica del Sagrado Corazón, si te fijas bien, notarás que su fachada es muy blanca, como si estuviera más limpia que las demás. El motivo es que la piedra con la que se construyo posee un componente químico, que al contacto con el agua de la lluvia, la blanquea.

Recorrer el barrio de Montmartre, con su callejuelas, evoca totalmente el París de «La Belle Epoque». Lugar donde vivio Picasso, o Van Gogh, se le llama comunmente el barrio de los artistas. En su plaza du Tertre, te encontraras algunos pintores aficionados y otros no tantos, dedicando su tiempo a la pintura. Es muy romantico tomar una copa de vino en uno de sus restaurantes. Una experiencia que no te puedes perder. En este enlace puedes contratar un tour por este barrio.

Los Campos Elyseos y el Arco del Triunfo.

Y nuestra ultima parada, aunque no menos importante son 2 en realidad: El Arco del Triunfo y Los Campos Elyseos.

En unos de los extremos de los Campos Elyseos de París encontraras una rotonda espectacular, tanto en tráfico como en grandiosidad. En el centro se erige El Arco del Triunfo, mandado a construir por Napoleón, representando sus victorias. Es posible cruzar esta rotonda para llegar al centro (por el pasadizo subterráneo, por favor, ni se os ocurra cruzar por la carretera, es extremadamente peligroso) y podrás subir a ella, o visitar la Tumba del Soldado Desconocido que se encuentra justo en su base.  Una de las curiosidades es que Napoleón no la vio terminada, y otra nota impactante es que después de la Primera Guerra Mundial, un aviador voló con su avión de combate a través del arco en memoria de todos los aviadores fallecidos en la guerra. En este enlace podrás realizar un tour gratis por París.

En unos de los extremos, se encuentra los Campos Elyseos, es una larga avenida de casi 2 kilómetros. Caminar por ella es algo que cualquier turista que se precie debe realizar. En tu paseo te encontrarás con las mejores firmas mundiales. Los escaparates de Dolce Gabana, Ferrari, Chanel o Dior, te dejaran sin palabras. Además también podras sentarte en algunos de sus restaurantes o cafeterías que pueblan sus aceras. Es sin duda alguna el centro de París.

No os voy a engañar, París posee miles de monumentos y lugares por ver y descubrir, pero espero que con estos 5 os haya picado la curiosidad, para conocer una ciudad que parece salida de un cuento.

Nos vemos la semana que viene!!! Á bientôt mes amis!!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *