oasis del valle del ziz

Amanece un nuevo día en nuestra ruta por Marruecos en 6 días, y hoy es quizás uno de los días más top del viaje: esta noche dormimos en el desierto de Merzouga!! Pero no nos precipitemos, primero hoy recorreremos el Oasis del Valle de Ziz.

Ruta hacia el Oasis

Después de un suculento desayuno marroquí, y pequeño tour por la Kasba Asmaa, donde nos alojamos, volvimos a cargar las maletas en el coche y emprendimos nuestra ruta hacia el Oasis del Valle de Ziz.

Una de nuestras paradas fue el Gran Cañón (no del Colorado, este será el próximo año jiji), sino el Cañón del Ziz. A través de estas profundas gargantas, serpentea el rio, en el ambiente se va notando cada vez más el calor y la sequedad del lugar. Rafael, nuestro guía, nos tenía preparado estos turbantes y nos enseñó como colocarlos. Así que tocó pequeña sesión de fotografía. El lugar lo pedía a gritos….

Mirador del Valle

Y por fin llegamos al Oasis, desde el mirador del Valle, donde nos bajamos del coche.

Recuerdo que me quedé quieta un momento, y creo que incluso la respiración se me cortó por unos segundos. El paisaje que se dibujaba ante mis ojos no tenía descripción posible. Cuando reaccioné, comencé a ponerme nerviosa: Gonzalo pon la cámara aquí, haz una foto aquí, así noooo, así jiji. Sí, reconozco que mi marido tiene muuucha paciencia conmigo!! Pero el también disfruta después de los resultados, después, mucho después….😂😂

En fin que después de hacer 7.000 fotos y vídeos y posturitas diferentes, ya me pude relajar y «ver» sin cámara de por medio, y recrearme en el esplendor del Oasis. Una lengua verde invadía todo el valle rodeado de desierto canela. Un palmeral, increíblemente gigantesco, y esparcido, como el que no quiere la cosa, varias Kasba arcillosas. Sin duda unos de los mejores momentos del viaje, porque esto si que no me lo esperaba!!

Aproveché para comprar ahí mismo mi turbante para el desierto. Rafael, nos invito a subirnos a otro vehículo, el del guía que nos iba a llevar a su Kasba dentro del palmeral. Así que sin pensarlo 2 veces, nos subimos al coche y prendimos ruta bajando hacia el palmeral.

Recorremos la Gite Zouala

Gite Zouala

La Kasba de nuestro guía se llamaba Git Zouala, además de tener su casa, es un albergue para viajeros. (Podéis reservarlo desde este enlace). Esta completamente rodeada de campos de cultivos; palmeras datileras y variados cultivos que nuestro guía se encargo de explicarnos. Una de las técnicas que más nos sorprendió fue la de regadío. El río que cruza el palmeral es canalizado hacia las tierras de forma muy primitiva, abriendo y cerrando con piedras y arena, las puertas para repartir el agua según la necesidad.

Paseamos unos 40 minutos, atravesando grandes extensiones de cultivos y flores; amapolas, blé….. incluso nos topamos con una serpiente que le hecho «cojo…» a Gonzalo!! Lo podéis ver en el vídeo. Pero el hambre apremiaba, así que nos despedimos de nuestro hospitalario guía y continuamos con nuestra ruta por Marruecos en 6 días.

Almuerzo pizza bereber

En poco más de 20 minutos llegamos al restaurante café Dakar en Er Rissani, se nos antojó probar las pizzas en Marruecos!! Si es que no podemos escapar de nuestras costumbres!! Así que bien regada con una cerveza de nuestra nevera portátil, estás pizzas bereber nos supieron a gloria después de la intensa mañana cruzando Oasis del Valle de Ziz.

Volvimos al coche, próxima parada: el desierto de Merzouga, campamento Bereber!!

Te ayudamos:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *